Una familia entera ocultó en el fondo del Lago de Valencia un horrendo crimen que sigue impune

Fotografías de los cinco implicados. El victimario sigue en fuga.

 

 

Douglas Rico, director del Cicpc, anunció en redes sociales la captura de cinco miembros de una misma familia responsable del infanticidio y posterior ocultamiento del cadáver de Sebastián José Salcedo López, de 5 años, arrojado al Lago de Valencia, estado Carabobo, por su madre y padrastro.

lapatilla.com

Las investigaciones iniciaron cuando residentes de Invasiones El Bosque, parroquia Güigüe, municipio Carlos Arvelo, denunciaron los maltratos que recibían Sebastián y su hermanito de 3 años, informando también que uno de ellos había fallecido.

Comisiones de la Policía Científica se activaron con el proceso de investigación, logrando confirmar los lamentables hechos al determinar que el victimario en fuga, identificado como Raúl Castillo, padrastro de las víctimas, constantemente agredía a sus hijastros y, el día del hecho, golpeó salvajemente a Sebastián hasta causarle la muerte.

Entonces, el victimario procedió a deshacerse del cuerpo. Lo introdujo en un saco con piedras y, junto a la madre de los niños, Yusleydi Salcedo, así como las hermanas y los familiares del autor material del hecho (Mirian Castillo, Rosa Castillo, Raúl Ayala y Nancy Perdomo), lo trasladaron en una carretilla hasta el Lago de Valencia, donde lo arrojaron con la finalidad que el cuerpo no flotara y así evitar ser descubiertos.

Tras una exhaustiva búsqueda, se logró la ubicación del cuerpo del infante.

Asimismo, se conoció que el hermano del occiso presenta lesiones de gravedad en su anatomía, causadas por el maltrato recibido por parte de su padrastro.

Además, el hombre en fuga fue verificado en el Sistema de Investigación e Información Policial (Siipol), arrojando que posee registros por violencia física, homicidio intencional, robo genérico, lesiones personales y homicidio calificado.

El caso quedó a la orden del Ministerio Público.