Tachirenses se calan largas filas para surtir gasolina, pese a que sus vehículos no fueron marcados

Tachirenses se calan largas filas para surtir gasolina, pese a que sus vehículos no fueron marcados

 

 

 

El suministro de combustible en el estado Táchira sigue agudizándose cada día, debido al sistema de lotería que es asignado de manera arbitraria por Nathalia Chacón, representante de la Mesa de Combustible en la entidad, quien decide cuándo y dónde pueden los ciudadanos surtir solo 40 litros de gasolina semanalmente, a precio de $ 0,50 por litro.

Luz Dary Depablos / Corresponsalía lapatilla.com

Este sábado las largas filas para acceder al combustible generaron caos en las principales calles y avenidas de San Cristóbal, ya que las autoridades del régimen solo asignaron ocho estaciones de servicio en un horario reducido de 6:00 am a 2:00 pm para los usuarios con placas 0 y 6.

Pasadas las 8:00 am, muchos tachirenses perdieron su cupo de la semana, porque sus vehículos no fueron marcados a pesar de haber madrugado y estar en la fila, donde trabajadores de las pocas bombas habilitadas colocaron un cono de seguridad para dar fin a las colas.

Wuilmer Pérez, manifestó que en el caso de la estación de servicio Guadalupe, ubicada en el sector Las Lomas, docenas de ciudadanos continúan con sus vehículos después de donde se instaló el cono de seguridad, esperando para poder abastecer combustible, pues rechazan que solo hayan sido marcados 550 vehículos.

Igualmente, exige a los representantes de la Mesa del Combustible extender el horario de atención al cliente, tomando en cuenta que fueron asignadas dos placas para medio día.

Por otra parte, Jairo Torres también denunció que el combustible ha estado llegando con un excedente de plomo, lo que ha generado que nuevamente muchos vehículos comiencen a presentar fallas como ocurrió en meses pasados, por lo que se hace necesario utilizar mejorador de octanaje para evitar daños en los vehículos.

Wilmer Pérez pidió que para la próxima semana se tomen mayores previsiones, a fin de evitar que la Navidad de los tachirenses se convierta en un caos, al no contar con gasolina en estas fechas de reencuentro familiar.