Otro derrame de crudo en playas de Paraguaná: Los turistas huyen al verse manchados por petróleo

 

Los derrames de crudo desde el Complejo Refinador de Paraguaná (CRP), en el estado Falcón, hacia las playas que están en sus alrededores, siguen sin cesar, pese a los innumerables llamados de Organizaciones No Gubernamentales (ONG), pescadores, prestadores de servicios y habitantes de las zonas afectadas.

Por Irene Revilla / Corresponsalía lapatilla.com

Durante los últimos cuatro años, los derrames de crudo y gas han afectado principalmente al Golfete de Coro, debido a que por la zona pasan las tuberías submarinas de suministro que van desde Bajo Grande en Zulia hasta el CRP en Falcón. En este mes de noviembre, se han registrado dos derrames de crudo que recorren el balneario Villa Marina, en el municipio Los Taques, una playa turística y una de las más visitadas durante todo el año.

Los derrames de crudo habían llegado hasta Amuay, pero no a Villa Marina, situación que preocupa muchísimo a los residentes de la zona, que principalmente se sustentan con la pesca artesanal y de moluscos. Además por ser una zona turística, se dedican a la venta de platos típicos de la región con especies frescas, recién sacadas del mar y la arena, así como el alquiler de toldos.

Este 21 de noviembre, un nuevo oleaje de crudo llegó a la orilla de Villa Marina, principalmente a la costa de Boca de Camino, una zona de donde se sacan los moluscos, denominada “pesca selectiva”, y que consiste principalmente en excavar en la arena a orilla de playa para sacar las especies.

 

Otro derrame de crudo en playas de Paraguaná: Los turistas huyen al verse manchados por petróleo

 

Los pescadores han salido manchados de petróleo, así como sus redes, pero lo más preocupante es que algunos bañistas han salido con petróleo adherido al cuerpo, lo que provoca su huida del lugar. “No se alquilan los toldos, porque la gente al ver la playa manchada, se va. Tampoco se venden los platos y mucho menos tenemos ingresos”, dijo un prestador de servicios que prefirió no identificarse.

En un evento promovido por el gobernador de Falcón, Víctor Clark, con empresarios de la región, los prestadores de servicios de Villa Marina entregaron un documento solicitando la atención de la zona afectada y evitar que se contamine toda la costa.

Por los mismos pescadores se supo que Pdvsa acudió este miércoles 22 de noviembre a la zona afectada para comenzar con la limpieza. Al solicitarles información sobre el petróleo, les dijeron que no hay tuberías rotas, y de haberlas, se mancharía primero el eje cercano al Golfete de Coro, por lo que presumen que se trate de alguna piscina de desechos de la refinería Amuay que se desbordó.