Caso de los 17 balseros falconianos desaparecidos “pica y se extiende”

Un grupo de mujeres lidera el trabajo sobre este caso

 

 

 

El caso de los 17 balseros falconianos desaparecidos el 17 de marzo de 2020, parece no tener fin, pese a que han pasado tres años y ocho meses, además de haber cinco detenidos y uno con el beneficio de arresto domiciliario, el juicio no ha llegado a su fin.

Irene Revilla // Corresponsalía lapatilla.com

Damarys Arias, familiar de Alex Jesús Reyes Zavala y Henry Jesús Cobis Chirinos, quienes están desaparecidos desde entonces, asegura que el caso no ha tenido la respuesta que los familiares esperan, hay un retardo procesal grande que pese a que han pasado casi cuatro años de que se abrió la investigación, hay detenidos y se han hecho innumerables audiencias, el caso no avanza.

“Nosotros lo que queremos es que nos regresen nuestros familiares, así como se los llevaron vivos, sanos y salvos. Han pasado casi cuatro años que se los llevaron y no sabemos nada de ellos. Ahorita lo que podemos ver cómo una respuesta son las audiencias que se han hecho”, dijo.

Expresó que se les ha negado el derecho a la defensa, porque aunque han hecho y pedido investigaciones no han tenido respuestas. “Se les ha hecho comunicados a todos los organismos nacionales que los reciben, pero no nos dan respuestas, ni siquiera para saber lo que nos está pasando en Falcón, acudimos a los organismos regionales y nacionales y nadie nos da respuestas. Ellos siguen diciendo que fue un naufragio, pero nosotros sabemos que no fue así”.

Declaró que seguirán haciendo investigaciones por su parte, pero no cuentan con el apoyo de las autoridades. “Seguimos teniendo fe de que nuestros familiares están vivos, no quieren hacer hablar a los detenidos porque son culpables y detrás de ellos hay personas que no les conviene que digan a donde los fueron a llevar”, dijo.

Dejó un mensaje de que a pesar de todas las negligencias e irregularidades que ha tenido este caso, van a continuar hasta que sus familiares regresen a casa sanos y salvos.