La inspiradora promesa cumplida de una joven que sufrió dos ACV y se comunicaba con la mirada

Cortesía

 

A los 30 años, la exitosa abogada Lísia Daniella Lustoza Ferro sufrió un ataque isquémico transitorio (AIT). Luego, dos accidentes cerebrovasculares isquémicos (ACV). Permaneció en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) durante 25 días, comunicándose solo con los ojos, parpadeando, ya que el resto de su cuerpo quedó completamente paralizado.

Por: BBC

“La Lísia de antes era adicta al trabajo”, dice de ella misma, en una entrevista con BBC News Brasil.

“Tenía a mi cargo dos estudios de abogados, lo que me obligaba a manejar mucho. Y eso se sumaba a la rutina de audiencias, atención al público y muchos plazos por cumplir”, cuenta.

Aun así, comía bien, hacía ejercicio, estaba al día con los exámenes de rutina, solo bebía socialmente y no fumaba.

Por eso cree que el ritmo frenético de trabajo explica el desenlace de ese período.

Puedes leer la nota completa en BBC