Gobernación de Barinas presentó ante el Consejo Legislativo un presupuesto 2023 golpeado por la inflación

Gobernación de Barinas presentó ante el Consejo Legislativo un presupuesto 2023 golpeado por la inflación

 

 

 

Cuando el presupuesto para el ejercicio fiscal 2023 de la Gobernación de Barinas fue terminado en cálculos y plasmado en papel, el dólar del Banco Central de Venezuela (BCV) estaba en 8,66 bolívares, y al ser presentado ante la plenaria del Consejo Legislativo Regional, el martes 29 de noviembre, ese dólar oficial tenía una tasa de 10,80 bolívares.

Corresponsalía lapatilla.com 

Ante esta realidad, en la cual el presupuesto presenta una devaluación de 16% en relación al dólar oficial, antes de ser discutido y aprobado por el ente legislativo regional, el gobernador Sergio Garrido no duda en que el proyecto de 2023 va a estar por debajo del actual.

Garrido, quien espera que el régimen logre frenar la caída del bolívar, junto al Contralor de Barinas, Enrique Carreño, llevó a la plenaria un plan de inversión calculado 222.105.906,00 bolívares, el cual debe ser aprobado para darle categoría de ley.

El gobernador llanero hizo formal entrega del proyecto a la presidencia del Consejo Legislativo, y este junto a los demás miembros de las fracciones del chavismo y oposición, tendrán hasta el 31 de diciembre próximo para discutirlo y considerar su aprobación.

“El presupuesto es una ley como cualquier otra ley. Por tal motivo, los tiempos son los mismos que se requieren para la aprobación de una ley. Sin embargo, en el caso de esta ley, debe ser aprobada antes de 31 de diciembre”, dijo a lapatilla.com el legislador César Cadenas.

Este presupuesto fue calculado desde dos perspectivas: la primera en 221.637.905,00 bolívares, que recibirían por vía de Situado Constitucional o asignación ordinaria, y la segunda en 467.961,00 bolívares a través de la recaudación del Servicio de Administración Tributaria del Estado Barinas (Sateb).

Cabe destacar que este es el primer presupuesto elaborado por la administración del gobernador Sergio Garrido, debido a que su mandato comenzó este mismo año, y tuvo que acomodarse al monto dispuesto del saliente Argenis Chávez, en lo que se conoce como “presupuesto reconducido”.