Así fue la incómoda conversación en la que Carlos III deseó ser un tampón

La filtración de su llamada privada sigue dando hablar a casi 30 años del hecho.
AFP

 

Uno de los incómodos y polémicos sucesos ha ganado nuevamente popularidad en las redes sociales por lo controversial y hasta “poético” que resulta, pues no todos los días se escucha a Carlos III hablar sobre sus fantasías más íntimas.

Por El Heraldo

Se trata de aquel día en el que el ahora rey Carlos III deseó ser un tampón para cumplir una de sus fantasías sexuales, pero no con cualquier mujer, sino con su entonces amante Camila Parker. Aunque mucho se ha hablado de este caso, bautizado como el “Tampongate”, el tema ha cobrado mucha importancia nuevamente porque al parecer sí aparecerá en le nueva temporada de “The Crown”, pese a que los actores y productores habían descartado recordar un momento tan incómodo para su alteza.

Con este escándalo se puso en duda la capacidad de Carlos para gobernar. (Foto: IG @clarencehouse)

 

¿Qué tiene que ver un tampón con Carlos III y Camila Parker?

Para nadie es secreto el triángulo amoroso entre el entonces príncipe Carlos de Gales y su esposa la princesa Diana, además de la tercera en discordia, Camila Parker, quien por años fue una de las mujeres menos queridas del Reino Unido por su romance con el heredero al trono; sin embargo, la historia incluye muchas anécdotas y una de ellas es una llamada telefónica que terminó filtrada a la prensa y dada a conocer al mundo bajo el “Tampongate”.

En la conversación de 1993 que dio a conocer la revista People se escucha a Carlos III y a Camila Parker hablar sobre sus deseos de estar juntos y no sólo de forma romántica, y tanta fue la emoción del entonces príncipe que incluso se atrevió a hablar abiertamente sobre sus deseos de ser un tampón para así poder tener intimidad. Por supuesto, el tema fue muy recordado hace un par de meses e incluso los productores de Netflix habían señalado que este íntimo momento no sería plasmado en la serie.

Carlos: ¡Oh para! Quiero sentir mi recorrido a lo largo de ti, por toda tú y arriba y abajo y dentro y fuera…
Camilla: ¡Oh!
Carlos: … particularmente dentro y fuera.
Camilla: Oh, eso es justo lo que necesito en este momento.
Carlos: ¿Lo es?.
Camilla: Sé que me reviviría. No puedo soportar una noche de domingo sin ti.
Carlos: Oh, Dios.
Camilla: Es como ese programa Start the Week (Empieza la Semana). No puedo empezar la semana sin ti.
Carlos: ¡Yo lleno tu tanque!.
Camilla: ¡Sí, lo haces!.
Carlos: Entonces puedes hacer frente.
Camilla: Entonces estoy bien.
Carlos: ¿Qué hay de mí? El problema es que te necesito varias veces por semana.
Camilla: Mmmmm. Yo también. Te necesito toda la semana. Todo el tiempo.
Carlos: Oh, Dios. Viviré dentro de tus pantalones o algo así. ¡Sería mucho más fácil!
Camilla: ¿En qué te vas a convertir, en un par de bragas? Oh, vas a volver como un par de bragas.
Carlos: Oh, Dios no lo quiera, un tampón. ¡Qué suerte la mía!
Camilla: ¡Eres un completo idiota! Oh, que maravillosa idea.
Carlos: Qué suerte ser arrojado por un lavabo y seguir y seguir girando para siempre en la parte superior, sin bajar nunca.
Camilla: ¡Oh, cariño!.
Carlos: Hasta que llegue el próximo.
Camilla: Tal vez podrías volver como una caja.
Carlos: ¿Qué tipo de caja?
Camilla: Una caja de tampones, para que puedas seguir.