Habitantes del norte de Valencia no se calan más apagones: “Estamos cansados de perder nuestra calidad de vida”

 

Con pancartas en mano, habitantes de al menos ocho comunidades de la parroquia San José, al norte de Valencia, se concentraron frente a Corpoelec para denunciar las constantes fallas en el suministro de energía eléctrica.

Por Corresponsalía

Los vecinos de Los Colorados, Asunción, Trigaleña, Prebo, Agua Blanca, Los Mangos, Campo Alegre y Padre Alfonso, manifestaron que en una semana pueden registrar hasta 12 interrupciones eléctricas, lo que pone en riesgo sus electrodomésticos.

Gabriela Gómez, vecina de la urbanización Agua Blanca, indicó que los cortes eléctricos varían entre cuatro y cinco horas diariamente.

Manifestó que cocinar los alimentos resulta una tarea difícil de completar, debido a que desde hace dos meses están esperando la distribución de gas doméstico.

“Estamos cansados de seguir perdiendo nuestra calidad de vida (…) No hay aire acondicionado, no hay ventilador, hay mosquitos. Hay muchos edificios que en la actualidad permanecen sin gas, lo que esto produce es que la gente se acueste sin cenar”, dijo Gómez.

Además, señaló que cuando falla el servicio eléctrico, también se interrumpe el suministro de agua porque no se pueden encender las bombas.

Agregó que los ancianos son los más vulnerables porque deben subir más de 11 pisos por las escaleras, tras la falta de ascensores activos.

Los vecinos de la parroquia San José recolectaron firmas y consignaron un reclamo en la oficina de Corpoelec. Exhortaron a las autoridades a darle pronta respuesta a la problemática que afecta la calidad de vida de Miles de familias.